EL FARO CONTINENTAL - Capítulo 4 (Final): Que se sepa que estuvimos allí

Joaquín se estira cansado en un asiento en el aeropuerto de Barcelona: con la piel muy bronceada y con un brillo de satisfacción en la mirada piensa en lo que ha hecho en los últimos 15 días. Ha visitado ciudades y monumentos que dudaba que pudiese ver algún día: Cannes, Roma, el Vaticano, Santorini, el Partenón, Pompeya, Éfeso, y además ha regresado a Florencia en donde estuvo 28 años atrás cuando viajó hasta Bolonia, una ciudad que, manda huevos, hoy todo el mundo conoce solo porque fue el sitio elegido por 29 ministros para cambiar por completo el rumbo de la Educación Superior.
Sin embargo, tiene algo en la mano que le causa desazón o, mejor dicho, un malestar difícil de describir, se trata de su pasaporte. Lo abre, lo mira, lo hojea una y otra vez y le cuesta creer lo que ve, y es que no ve nada, eso es lo que le perturba. Allí, en el interior de su pasaporte no hay ni un solo sello de los países que ha visitado. "No tengo ni un puto sello", piensa resignado. Lo que años atrás imaginó como un avance hoy le cabrea: la apertura de fronteras le ha supuesto que ha entrado en cada país "como Pedro por su casa", simplemente con el DNI, ese jodido DNI que le pedían los grises una y otra vez. Y es que ésta es una de las consecuencias que acarrea construir una Europa de los estados y no una Europa de los pueblos.
- Joana.
- Dime cari.
- Cuando te pregunten dónde hemos estado, regodéate, cuéntale a todo el mundo los sitios que hemos visto, no te cortes ni un pelo.
- Joaquín, si a ti no te gusta que lo haga nunca, siempre me reprochas que lo pueden tomar como una actitud pedante o prepotente.
- Ya lo sé, y es verdad que lo sigo creyendo así pero ¿te has dado cuenta de que en nuestros pasaportes no aparece ningún sello de los países en los que hemos estado?
- Claro, es lo bueno que tiene viajar por Europa ¿no? Nos hemos evitado un montón de burocracia y colas interminables.
- Precisamente por eso Joana, precisamente por eso, háblale a todo el mundo sobre lo que hemos hecho, que se sepa que estuvimos allí. O eso, o vamos a un notario ahora mismo para que se me pase la mala leche que tengo.

FIN
 

Entradas populares de este blog

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant

Hallazgo sobre las sociedades prehistóricas europeas