Google y la madre que lo parió

Ya podéis perdonar mi ausencia temporal de este inigualable blog (¡glubs!) pero es que Google hizo de las suyas el pasado viernes. A estos fantásticos chicos se les cayó todo el tinglao la semana pasada y a mí me ha dado de lleno. He perdido posts, estadísticas, la paciencia, etc, amén de sulfurarme hasta un punto QTC, porque curiosamente dicen que ya lo han arreglado pero no es así, sigue habiendo problemas para acceder al panel de gestión. Me asustan estos chicos con halo de progres y enrollaos porque nos tienen pillaos por los perendengues, si les falla algo, todos a temblar.

Estoy en plena fase de "reanimación" y creo que ya sé cómo recuperar la última entrada que escribí sobre el Teletrabajo. En cuanto exprima un poco de mi tiempo libre y lo arregle os informo, lo juro.

Me voy a por una tila. Corto y navego.

Entradas populares de este blog

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant

Filosofía y religión en Schopenhauer