Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

La era de la incredulidad

Imagen
En esta época que nos ha tocado vivir cualquier tipo de conocimiento científico -desde la seguridad del fluoruro y de las vacunas, hasta el hecho de que el cambio climático sea una realidad- tiene que vérselas con una oposición organizada y, a menudo, furibunda. Alentados por sus propias interpretaciones de los trabajos de investigación, los escépticos han declarado la guerra al consenso de los expertos. Hoy hay tantas polémicas de este estilo que se diría que una mano diábolica ha puesto en el agua alguna sustancia que convierte a los ciudadanos en contestatarios. Y se habla tanto de esta tendencia -en libros, artículos y congresos académicos- que el escepticismo para con la ciencia se ha convertido en sí mismo en un meme de la cultura popular. En Interstellar, ambientada en unos Estados Unidos futuristas donde impera la opresión y la NASA sobrevive en obligada clandestinidad, los libros de texto enseñan que los alunizajes del programa Apolo fueron un montaje. En cierto sentido ese e…

Por un puñado de huesos

Imagen
Desde que tengo uso de razón recuerdo el tradicional encasillamiento académico entre "los de ciencias" y "los de letras", y de eso hace mucho, el fin de mi primera etapa educativa (ahora estoy inmerso en otra) lo puse en el inolvidable 75 (fue un gran año para el recuerdo, palmó Franco).

Por si a alguien le pica la curiosidad, yo fui "por ciencias" hasta que terminé, y siempre me he considerado un hombre con perspectiva racional, científica, de ahí mi insultante y convencido ateísmo, entre otras características que me definen para bien o para mal. Y ahora que estudio Geografía e Historia porque he descubierto que es lo que realmente me pone, sigo considerándome, porque lo soy, un hombre de ciencia. Por eso hay cosas que me joden. Y por eso escribo esta entrada.

Resulta que yo sigo percibiendo a diario el desprecio de los autoproclamados científicos (algunos me lo dicen directamente) y es que, al parecer, los historiadores no merecemos alcanzar ese "r…