¿Nos libraremos alguna vez de los cargadores de móvil?

Pues en el futuro quizá podamos mandarlos a tomar por saco.

Los ingenieros electrónicos J-C Chiao y Smitha Rao, junto con su equipo de la Universidad de Texas en Arlington, desarrollaron el año pasado un prototipo de turbina eólica del tamaño de medio grano de arroz que podría integrarse en futuros dispositivos electrónicos. Fabricada con una duradera aleación metálica y conectada con cables diminutos, la turbina enviaría un minúsculo aporte de energía a cualquier aparato pequeño (hablamos de un teléfono móvil, no de un frigorífico) que necesitáramos cargar.

Es la última tecnología móvil destinada a superar la dependencia del enchufe (y no nos referimos al "político"...). Ya existen mochilas solares para cargar dispositivos de mano. ¿Qué será lo próximo? Pues, por ejemplo, una nueva generación de ropa capaz de suministrar energía que podría incluir «tejidos solares» y «gorras eólicas» para recargar la batería del teléfono móvil.

Esta turbina eólica montada en una estructura de metal queda reducida al mínimo al lado de una hormiga. Algún día podría cargar tu móvil.


Vía National Geographic.

Entradas populares de este blog

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant

La teoría del conocimiento de Hobbes