El legado de Star Wars que está desapareciendo

Ahora que está de moda de nuevo La Guerra de las Galaxias, debido al reciente estreno de su última entrega, es un buen momento para recordar que Tatooine, el lugar donde Luke Skywalker creció y su padre, Anakin, disputaba carreras de vainas, podría desaparecer engullido por el desierto tunecino. Un barján, o duna en forma de media luna (ver imágenes debajo), de unos 90 metros de ancho, está sepultando los escenarios de La amenaza fantasma, de 1999. Gran parte del decorado original de esta entrega de la saga ya había sucumbido a principios del siglo XXI.

2008

2009
2010
Quienes deseen preservar este planeta ficticio no tienen tiempo que perder. Desde un punto de vista geológico, afirma el equipo de científicos que estudia la actividad de la duna, solo dos elementos avanzan más rápido que la arena: los ríos de lava y los corrimientos de tierra. Este barján en concreto registra una pequeña deceleración en su avance gracias a las corrientes de aire que se forman en los edificios del escenario, y a los cerca de 100.000 turistas que lo pisan cada año. Avanza unos 14 metros al año, dice Ralph Lorenz, de la Universidad Johns Hopkins, quien calcula que dentro de un lustro el escenario quedará cubierto por completo. Pero los fans aún podemos hacer algo: las fotos pueden permitir a los expertos saber exactamente cuándo queda sepultado y si vuelve a emerger.



¿No sería esta una buena oportunidad de utilizar bien las redes sociales fotográficas que tanto proliferan ahora en internet y smartphones?

Entradas populares de este blog

Podemos desde la Historia

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant