El retrato de un oficio milenario: los pasiegos

El fotógrafo vizcaíno Iñaki Izquierdo Muxika, nos sorprendió a todos con su último reportaje fotográfico "Pasiegos. Siglo XXI" expuesto en Palacete del Embarcadero, Santander.  Cuando uno ve estas fotos, parece trasladarse en el tiempo, y es que sorprendentemente siguen manteniendo esas costumbres tan arraigadas que chocan con la sociedad moderna de hoy en día, en la que poco a poco estamos haciendo desaparecer profesiones y oficios que durante tantos años han sido tan esenciales.
Los pasiegos reciben su nombre de la comarca donde habitan que está constituida por tres valles formados por los ríos Pas, Pisueña y Miera. Y es el nombre de Pas, palabra derivada del latín “passus” (paso) de donde adquirieron el nombre de “pasiegos”. En estas regiones donde habitan, caracterizadas por el aislamiento del medio geográfico, han forjado una identidad y unas costumbres que han llegado hasta nuestros días.

La vida pasiega ha estado y está ligada principalmente a la ganadería, destacando una especial forma de trashumancia, denominada Muda, que consiste en el desplazamiento de animales a pastos de altura con la llegada de la primavera y retornando a sus casas del valle con la llegada del otoño. El desplazamiento lo hacen de cabaña en cabaña, tanto con sus animales como sus enseres, por lo que las familias pasiegas podían llegar a tener tres o cuatro cabañas distribuidas en distintos lugares según las zonas de pasto del ganado.

Es habitual verles cargando grandes cestos a sus espaldas, denominados “cuévanos”, uno de los elementos más característicos de la vida pasiega, ya que les sirve para transportar utensilios y alimentos, y antiguamente también utilizados por las mujeres para transportar a sus bebes cuando hacían la muda.

Estas y otras muchas historias forman parte de la milenaria población pasiega, que ahora tenemos la oportunidad de conocer con un magnífico reportaje que nos transporta a una realidad que no estamos acostumbrados a ver.












Fuente: jdiezarnal.com


Entradas populares de este blog

Podemos desde la Historia

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant