Rosa Luxemburgo, una mujer de armas tomar

Rosa Luxemburgo, revolucionaria alemana de origen polaco (Zamosc, 1870 - Berlin, 1919), fue la hija menor de una familia judía polaca. Muy joven se enroló en el partido Revolucionario Socialista. En 1989 tuvo que huir de Polonia y se instaló en Zurich, donde estudió economía y política y conoció a Plejánov, Axelrod y otros marxistas rusos y polacos; hacia mediados de la década de los noventa se trasladó a Alemania e ingresó en el Partido Socialdemócrata Alemán, donde desarrolló una decisiva labor teórica frente al ala revisionista encabezada por Bernstein -al que atacó en Reforma social o revolución (1900)- y el grupo oportunista del socialismo francés, dirigido por Millerand.

Foto: Rosa Luxemburg Blog
Después de la revolución rusa de 1905, se trasladó a Polonia (1906) donde fue detenida junto con su colaborador Leo Jogisches, por haber tomado parte de la insurrección contra el gobierno zarista; regresó a Alemania y se dedicó a la enseñanza de la economía política en la escuela del partido. En 1913 apareció su primera obra, La acumulación del capital, análisis del capitalismo en su fase imperialista, en la que niega el papel activo y la capacidad de conocimiento racional y de decisión de la socialdemocracia. A raíz del voto a los créditos de guerra por la socialdemocracia alemana (1914-1915), Luxemburgo y Liebknecht, disconformes con esta posición, fundaron la liga Espartaquista, que se propuso como meta principal la lucha contra la guerra imperialista. Entre 1915 y 1916 fue encarcelada en dos ocasiones: durante su segunda estancia en prisión (1916) escribió su folleto Junius, Las cartas de Espartaco y preparó la Introducción a la economía política (1925). Una vez en libertad, fundó con Liebknecht, Die Rote Fahne (La Bandera Roja). En 1918 participó en la creación del Partido Comunista Alemán (KPD), y un año más tarde fue asesinada, junto con Karl Liebknecht. Sus diferencias con el pensamiento de Lenin las expuso en Huelga de masas, partido y sindicatos (1913) así como en el libro La revolución rusa.

Entradas populares de este blog

La Estética Trascendental en Kant

Historia y progreso según Kant

Filosofía y religión en Schopenhauer